Kanban: La metodología ágil que cambió la manera de visualizar y organizar el trabajo

Kanban: La metodología ágil que cambió la manera de visualizar y organizar el trabajo

Equipo Temis

Temis

15/10/2021

Tags: Colaboración, Metodologías Ágiles

 

“Una imagen dice más que mil palabras”, afirma un famoso refrán y la metodología kanban lo demuestra con creces.

 

 

Descarga nuestra Guía para un trabajo remoto exitoso

 


Grupo 2185@2x

 

A finales de 1940, la empresa automotriz japonesa Toyota desarrolló un sistema de producción “justo a tiempo” que tenía como objetivo producir vehículos de acuerdo a la demanda del cliente. Uno de los elementos principales de este sistema eran las tarjetas kanban con las que se señalaban los materiales, para determinar si habían en el inventario o se necesitaba un reabastecimiento.

 

Décadas después, en 2004, el ingeniero David J. Anderson notó que el modelo podría convertirse en un proceso aplicable a cualquier tipo de empresa para mejorar su organización.

 

En la metodología ágil kanban, los proyectos y tareas se dividen de acuerdo a la etapa en la que se encuentren (pendiente, en proceso o finalizada), con el fin de cuantificar la carga de trabajo e identificar posibles cuellos de botella en los procesos.

 

 

LAS PRÁCTICAS DEL MÉTODO KANBAN

 

Kanban es una de las metodologías ágiles más utilizadas gracias a su gran flexibilidad y adaptación a diversos proyectos. Sigue una serie de prácticas para gestionar y mejorar el flujo de trabajo.

 

Visualizar el flujo de trabajo. El primer paso para implementar el método Kanban es visualizar el flujo de trabajo. Se recomienda colocar en una pizarra, física o virtual, el proceso completo para realizar una tarea o proyecto. Una vez con el flujo visualizado, se puede reordenar en un tablero Kanban clásico (pendiente, en proceso o finalizada) o dividir por tipo de proyecto, objetivos, etcétera.

 

Limitar el trabajo en progreso. Para que la metodología Kanban funcione correctamente, es necesario poner un límite al trabajo en progreso. Una vez que se tenga el tablero Kanban, es necesario completar primero los proyectos que estén en proceso antes de iniciar uno nuevo.

 

Administrar el flujo de trabajo. Visualizar el flujo y limitar el trabajo en proceso permitirá encontrar cuellos de botella o partes en las que el flujo avance más lento. Una vez identificados, se deberá administrar el flujo para poner especial atención en estos obstáculos y resolverlos más rápidamente.

 

Implementar bucles de retroalimentación. En el método Kanban los proyectos y tareas se trabajan por etapas y esto permite recibir retroalimentación de los clientes en cada etapa y no solo al final del proceso, lo cual ayudará a conseguir mejores resultados.

Kanban es una de las metodologías ágiles más utilizadas gracias a su gran flexibilidad y adaptación a diversos proyectos. Sigue una serie de prácticas para gestionar y mejorar el flujo de trabajo.

 

Grupo 2205

 

Grupo 2188@2xLOS TABLEROS KANBAN

 

Cuando se dice que Kanban es la metodología ágil más visual que existe no es una metáfora. Las tarjetas kanban del sistema de producción ideado por Toyota siguen estando presentes en esta metodología ágil, solo que de manera un poco distinta.

 

Los tableros kanban son pizarras que se dividen en tres columnas:

 

Pendiente: Tareas y/o proyectos que se deberán realizar en un futuro.

En proceso: Tareas y/o proyectos que se están realizando en ese momento.

Finalizada: Tareas y/o proyectos cuyo proceso ha concluido satisfactoriamente.

 

Las tareas o proyectos se representan con una tarjeta kanban que se coloca en la pizarra dependiendo de su estatus, esto permite que los participantes tengan una mejor visión sobre los procesos y su progreso para detectar las tareas que requieren ser prioridad y las que pueden postergarse.

 

 

¿CÓMO APLICAR LA METODOLOGÍA KANBAN?

 

Para poner en práctica la metodología Kanban se puede utilizar una pizarra que esté en la oficina, a la vista de todos o se puede recurrir a un gestor de proyectos como Temis, que cuenta con un tablero Kanban digital integrado.

 

  • El primer paso será agregar los proyectos a la columna Nuevo y asignar él o los responsables de dicha tarea.

 

  • Una vez que se empiece a trabajar una tarea, esta deberá ser colocada en la columna En Proceso, para así tener una mejor visibilidad de la carga de trabajo en la compañía.

 

  • En caso de que la columna En Proceso se encuentre con muchos elementos, deberás detener las nuevas tareas, priorizar en las que se está trabajando y enfocar los esfuerzos en las más urgentes.

 

  • Al completar una tarea, ésta deberá colocarse en la columna Terminado y avanzar con otra tarea de la columna Nuevo.

 

Ahora Temis cuenta con un intuitivo tablero Kanban que te ayudará a aplicar la metodología de manera fácil y sencilla. Si aún no has probado esta herramienta, te invitamos a hacerlo. Conoce nuestros planes AQUÍ.

 

 

Path 1391