5 pasos para adaptarnos a la nueva era de gestión de equipos de trabajo

5 pasos para adaptarnos a la nueva era de gestión de equipos de trabajo

Equipo Temis

Temis

18/11/2020

Tags: Colaboración

 

El home office o teletrabajo ha sido uno de los principales recursos de las empresas para la continuidad de sus operaciones durante la contingencia sanitaria. Sin embargo, todo indica que este modelo de trabajo será permanente, aun cuando se haya superado la difícil etapa del confinamiento.

 

Descarga nuestra Guía para un trabajo remoto exitoso

 


gestion de equipos

 

Un reporte de la consultora KPMG destaca que el 82% de las empresas mexicanas considera disminuir de aquí en adelante su inversión y espacio de oficinas. Pero, ¿qué significa esto para la gestión de equipos de trabajo?

 

Las organizaciones que han encontrado un mayor reto de adaptación al proceso de trabajo a distancia son, principalmente, aquellas que han privilegiado la presencialidad para llevar a cabo sus actividades diarias y las que consideran que este factor es una forma adecuada de medir la productividad de los colaboradores.

 

El cambio radical al que obligan las nuevas condiciones de trabajo tiene que ver con reinventar esos paradigmas.

 

En Temis identificamos cuáles son algunos de los factores esenciales para mantener una gestión de equipos y tareas congruente con estos nuevos tiempos y necesidades:

 

 

Normalizar la flexibilidad del trabajo

 

Se trata del proceso más complejo para los líderes de equipos y de recursos humanos.

 

En este periodo, es importante externar un posicionamiento positivo con respecto al teletrabajo, entendiendo que es necesario un equilibrio de la vida personal, emocional y profesional para los colaboradores.

 

De esta manera, la flexibilidad no solo pasa por el lugar de trabajo, sino por generar un programa más abierto para horarios y disponibilidad de los colaboradores –sobre todo para quienes también tienen responsabilidades familiares.

 

 

Herramientas tecnológicas

 

Los informes de tareas, comunicación, reportes de resultados y toda la gestión de la empresa y los trabajadores se pueden convertir en un dolor de cabeza si no existe una organización o un control adecuado.

 

Para ello, la recomendación es hacer uso de un software de gestión de asuntos como Temis, que no solo unifica todos estos procesos en una sola plataforma, sino que también permite integrar a clientes y proveedores a las agendas en donde son requeridos.

 

 

Comunicación ágil

 

La era de las juntas interminables está en franca extinción. El contexto actual obliga a una comunicación más ágil y asertiva a nivel profesional, evitando rodeos, reuniones demasiado largas y abreviando lo más posible con ayuda de las plataformas tecnológicas que tenemos al alcance: servicios de mensajería instantánea, correos electrónicos, plataformas de videollamadas, etcétera.

 

La comunicación se agiliza y mejora cuando tenemos a mano la información adecuada y oportuna acerca de los asuntos a tratar. Aquí es donde Temis juega un papel de mucha relevancia en relación con la comunicación.

 

 

Redefinir métricas de desempeño

 

Las empresas que se valían de la máquina checadora y de los estrictos horarios de trabajo para medir la productividad tendrán que repensar seriamente cuáles son los verdaderos objetivos de desempeño de los colaboradores.

 

Nuevas tendencias de trabajo como la popularización de freelances y trabajo por proyecto han mostrado que los esquemas que privilegian los objetivos suelen ser más eficientes y menos burocráticos que algunas metodologías más tradicionales.

 

 

Mantener cercanía

 

Los puntos analizados previamente parecen remitirnos a un contexto de trabajo más frío e independiente. Sin embargo, el reto de los líderes de equipo y de recursos humanos será precisamente mantener la cercanía con los colaboradores, clientes, proveedores y otros equipos de la misma organización.

 

El servicio al cliente, el acompañamiento de cerca de los diferentes proyectos y la retroalimentación interna debe ser una constante, sobre todo para disminuir el impacto de la transformación en aquellos que no están acostumbrados a la gestión remota.

 

El teletrabajo ha revelado cuestiones que antes no eran una prioridad en las empresas, pero que ahora son una oportunidad para asegurar la continuidad del negocio y fomentar su crecimiento. Una buena gestión empresarial es, sin duda, una de las más importantes, ya que anticipa escenarios desfavorables y genera estrategias para poder enfrentarlos. El uso de herramientas tecnológicas como Temis facilitan esta gestión, pues se aligeran las tareas cotidianas, aumenta la productividad de los trabajadores y se mantienen claros los objetivos del negocio.